7 cosas que haces mal cuando te afeitas

¿Cuántos de nosotros estamos cansados de afeitarnos? ¿Cuántas veces lo habremos hecho ya? Seguro que una infinidad de veces. Pues me apuesto lo que quieras a que como mínimo cometes alguno de estos errores cada vez que te afeitas. La intención de este artículo es que te des cuenta de aquellos fallos que cometes para que dejes de hacerlo y mejores la calidad de tu cara, ¡que tenemos que cuidarnos!

Mojarse la cara y empezar a afeitarse.

Cuando te afeitas, a tu piel no le basta con solo mojarla, ni a tu barba. Necesitas algo más que agua: Necesitas como mínimo usar una espuma de afeitado y extenderla durante un par de minutos por toda la cara para que los pelos se vayan levantando y sea más fácil pillarlos con la maquinilla. Además, si quieres hacer esto bien y como Dios manda, te aconsejo que retrocedas unos años atrás y te hagas con una buena brocha de afeitar y una crema o jabón de afeitado. Es muy fácil usarlo y el afeitado será a partir de este momento un momento más del día para que lo disfrutes con tranquilidad, créeme.

Hacer más presión para apurar más.

¡Ni se te ocurra seguir haciendo esto!: No por hacer más presión vas a apurar más en tu afeitado. Es preferible que empieces a fijarte en el filo de tu maquinilla, porque si no apuras bien puede ser que el filo esté gastado y no afeite bien, además de que te va a dar tirones frecuentemente. En el caso de que la maquinilla sea nueva, valora cambiar de maquinilla porque puede ser que sea barata y mala, y tu cara se merece algo mejor que eso: Se merece que la mimes un poco más. ¿Por qué no la cambias por una maquinilla tradicional, de las de antiguamente? No todo lo nuevo es mejor. Podremos coincidir en que lo nuevo es más práctico, pero no más eficiente.

Usar maquinilla desechable.

Pues lo mismo que en el apartado anterior. Te lo explicaré: Las maquinillas desechables están hechas, en principio, para facilitar el afeitado y ser más baratas porque son de usar y tirar, pero esto no es del todo así.

  • Las maquinillas desechables a la larga irritan la cara más que afeitan porque, como mínimo, tienen dos cuchillas, así que cada pasada de la maquina se vuelve doble.
  • Tampoco son más baratas: Duran menos afeitados porque las cuchillas son, generalmente, de mala calidad. En cambio, una maquinilla tradicional suele tener mejor cuchilla, y puedes cambiar de modelo según te convenga, en la misma maquinilla. La inversión inicial puede ser mayor, pero si la cuidas bien, puedes tener una maquinilla de afeitar para toda la vida.

Aguantar las maquinillas sin cambiarlas.

Cuando aguantas y aguantas con la misma maquinilla, la cuchilla cada vez tiene menos filo y en cada afeitado lo único que vas a estar consiguiendo es llenarte de tirones y de cortes la cara. Vas a acabar bonito, pero del destrozo que puedes provocarte en la cara por no cambiar de cuchilla cuando sea la hora.

Normalmente, a una maquinilla de usar y tirar no le doy más de 2 ó 3 afeitados, según el grosor de tu barba. Pero esto lo verás tú mejor que yo. Cada cara y cada barba es un mundo, pero en el momento que te dé dos tirones en un mismo afeitado o algún corte de más, creo que ya ha llegado su hora.

Afeitarse por la mañana a las prisas.

En algún punto de los anteriores lo dije, y lo repito: El afeitado tiene que ser un momento único de relax, por lo tanto, en el afeitado no caben las prisas.

Pero el error no es no disfrutarlo, sino que con las prisas vienen los cortes, los tirones, los malos apurados, las partes sin afeitar correctamente… ¿De verdad quieres ir al trabajo lleno de cortes y de pelos que se han escapado por ir con prisas? Yo no querría. Tómate tu tiempo para afeitarte en condiciones y, si puede ser, disfrutar de ese momento contigo mismo.

Aplicarse aftershave recién afeitado.

Muchos de nosotros tan pronto acabamos de afeitarnos, nos lavamos la cara con agua y nos damos con aftershave. ¡Esto es un error! En especial si tienes una cara delicada. Ten en cuenta que muchos aftershaves tienen alcohol en su composición, por lo que si acabas de afeitarte que aún tienes la cara recién irritada (recuerda que afeitarse es pasarse una cuchilla por la piel, suena gore, pero es lo que es) ponerte aftershave te va a poner la cara calentita y las lágrimas cayendo, y sobretodo si tu piel es delicada.

Intenta siempre esperar unos minutos hasta ponerte tu aftershave, por el bien de tu piel. Además, si tienes la piel delicada opta por cambiarte a algún bálsamo aftershave sin alcohol, que seguro que trata tu piel mejor.

Afeitarse todos los días.

¿De verdad es necesario que te afeites todos los días? En algunos trabajos exigen que estemos bien afeitados todos los días, yo lo sé de primera mano por mi condición laboral. Pero si este no es tu caso, plantéate si de verdad es bueno para tu cara afeitarte todos los días y si puedes hacerlo cada dos días para dejar descansar tu cara el día intermedio.

Además, retomando el hecho de que en ciertos trabajos quieren que estemos afeitados, prueba a hablar con tu jefe para plantearle el afeitado día sí día no. ¿Lo has intentado? Entonces todavía estás a tiempo. ¡Puede que suene la flauta! ¿Has pensado en la posibilidad de ir a tu dermatólogo y que te ponga por escrito que tu piel es delicada como para afeitarla cada dia?

 

Infografía: 7 errores que cometes al afeitarte

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.