Cómo hidratar la piel seca

Los cambios de estación junto con otros factores tales como nuestra propia alimentación y determinados cuidados cutáneos pueden llevar a nuestra piel a alcanzar un estado de resequedad que sin dudas querremos evitar. Una piel seca se encuentra más propensa que nunca a resquebrajamientos, los cuales en muchos casos vendrán directamente acompañados con lastimaduras y hasta infecciones.

Es justamente por esto que en el día de hoy nos ocuparemos en presentar una serie de consejos? para mejorar la piel seca. Podrás así adoptar una serie de medidas de acuerdo a tu situación personal y olvidarte para siempre de sufrir con tu piel, especialmente a lo largo de aquellos fríos meses de invierno.

Cambia tu rutina de cuidados para una piel sana e hidratada

Una piel seca y resquebrajada nos exige tomar las medidas y cuidados necesarios para rehidratarla, regenerarla y poco a poco incrementar su resistencia ante las posibles inclemencias del tiempo. Para ello, pasaremos a enumerar una serie de consejos y prácticas que podrás incorporar en tu rutina diaria para olvidarte por siempre de esta problemática:

  • ? ¡No te excedas con la temperatura de tus baños!: una de las primeras recomendaciones en vistas a tratar una piel seca en exceso es la de reducir la temperatura del agua en nuestros baños. Una temperatura muy elevada del agua de baño actuará en detrimento de los aceites hidratantes y naturales de nuestra piel, dejándola seca y vulnerable.
    De esta manera, como primer paso para tratar una piel seca, recomendamos tomar baños cortos – no más de 10 minutos – con agua tibia.
  • ? Utiliza cremas hidratantes: especialmente luego de tomar un baño, procura hacer uso de cremas o aceites hidratantes como suplemento luego de tomar un baño. Este tipo de productos brindará una enorme asistencia a tu piel en vistas a su rehidratación y protección ante cualquier tipo de inclemencia climática, ya sea frío o calor en exceso.
    ¡Consulta con un especialista para conocer más acerca de los mejores productos para la hidratación de la piel!
  • ? Utiliza mascarillas exfoliantes: piel muerta, excesos de grasa y otros tipos de residuos orgánicos pueden ser un detonante de algo mucho más grave para nuestra salud cutánea. Es por esto que recomendamos acudir al uso de mascarillas o tratamientos exfoliantes de manera periódica con el fin de eliminar estos restos, preparar la piel para su rehidratación, y crear un gran escudo defensivo a modo de prevención.
  • ? Cuida tu hidratación: beber la cantidad de agua suficiente día a día nos ayudará sobremanera a tratar este tipo de problemas relacionados a la piel. Procura beber al menos 2 litros de agua al día y tu piel te lo agradecerá.
  • ? Idea el mejor plan alimenticio: las dietas son otro factor que incidirán directamente con nuestra salud cutánea. Si eres propenso a sufrir problemas de resequedad de piel de manera crónica, no dudes en consultar con un especialista en el área de nutrición para conformar de manera conjunta el mejor plan alimenticio que se adapte a tus necesidades.
    Ten en cuenta que productos tales como la cafeína, el tabaco, o el propio alcohol promoverán un cierto grado de deshidratación que sin dudas querrás evitar. Por su parte, ten en cuenta que la ingesta de ciertos suplementos como el Omega-3 te ayudarán a poco a poco recobrar la salud de tu piel.

Hemos presentado una serie de consejos que consideramos elementales de cara a brindar el mejor tratamiento a nuestra piel y olvidarnos para siempre de aquella resequedad que tanto puede aquejarnos. ¡No olvides de siempre consultar con tu especialista de confianza para idear planes y estrategias de cuidado que se ajusten a tu propio cuerpo!

Deja un comentario