Cómo curar un orzuelo

Los orzuelos son bultos dolorosos y de color rojo que aparecen en las cercanías del párpado. Estos poseen una apariencia similar a la espinilla. Generalmente, según el grado de desarrollo, tienen pus. Considerando lo importante que resultará para diversos individuos determinar cómo curar un orzuelo, procederemos a planear en las siguientes líneas el conjunto de pasos que deben de emprenderse para realizar dicha tarea.

Por supuesto, es también importante acotar que los síntomas del orzuelo son previsibles. Inician con un bulto rojo en el párpado, sin embargo, tiene preponderancia a ciertos factores que manifiestan su resurgimiento. Sensibilidad a la luz, lagrimeo de los ojos, hinchazón de párpados, sensación de que está surgiendo una especie de órgano en el interior del ojo y lagañas en los alrededores de los parpados son algunos de ellos.

cómo curar un orzuelo

¿Cómo curar un orzuelo?

Prioritariamente, bríndele prioridad al factor higiene. Únicamente requerirá de una toalla –para limpiar- y una bola de algodón -para ser aplicado sobre los párpados-. El champú de bebés, o bien, como medio más tradicional, simplemente haciendo uso dela gua, se puede iniciar el proceso puesto que no incentivan la irritación de los ojos.

Proceda a enjuagar los ojos con agua tibia. Se destaca, por supuesto, que las toallitas húmedas especiales son ideales para limpiar los parpados. Adquiérelas en la farmacia más cercana. Asimismo, no uses maquillaje bajo ninguna circunstancia mientras tengas el orzuelo.

Por un promedio de 15 minutos aplique compresas tibias en la zona donde ha aparecido el orzuelo. Esta es la vía más idónea de calentar los fluidos que han sido atrapados.

Hay ciertos casos donde debes acudir al médico para que sea éste quien se haga cargo. Se aplica en condiciones donde el orzuelo es propagado al resto del párpado, cuando se hace más grande, empeora significativamente y su portador presenta problemas de visión.

¿Cuáles son las causas de los orzuelos?

La inflamación crónica del párpado, conocida bajo el nombre de blefaritis crónica, ocasiona la aparición de los orzuelos. Esta inflamación provoca el enrojecimiento e irritación en los ojos -suele ser en ambos-. Aparece en los bordes. El proceso suele llevarse a cabo por detrás o por delante de las pestañas. Son llamadas blefaritis posterior y blefaritis anterior, correspondientemente.

La infección por estafilococos es otra de las causas que ocasionan la aparición de los orzuelos. Las bacterias que habitan en la nariz o en la piel tienen mucho que ver con su surgimiento. En muchos casos, y a pesar de ser inofensivas, suelen crear las peores condiciones respecto a los orzuelos. Hay factores que las incentivan. La falta de higiene es uno de los que más inciden. Dejar el maquillaje en la noche, cambiar lentillas sin desinfectarlas o tocar los ojos con las manos sucias son algunas de las causas prioritarias.

Aprender cómo curar un orzuelo no es una labor que esté solamente anclada a determinar los pasos que, precisamente, los curará. Es importante también conocer cuáles son sus causas, de forma que, al prevenirla, se evadan el proceso de curación.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.