CÁNCER DE PRÓSTATA. Síntomas y biópsia de próstata

¿Qué es la próstata?

La próstata es una glándula del sistema urogenital masculino cuya forma visual y tamaño en el adulto joven es afín a la de una castaña, con un peso aproximado de doce a veinte gramos. Está localizada justo bajo la vejiga, frente al recto y es atravesada por la uretra. De este modo, la orina deja la vejiga pasando por la próstata hasta el momento en que la expulsan.

¿Qué funciones cumple la próstata?

La glándula cumple una función triple: reproductora: genera muchos de los componentes del líquido seminal en los que nadan los espermatozoides, en especial proteínas como el PSA, que licuan el semen y oligoelementos que lo nutren (magnesio, por poner un ejemplo, que le da una apariencia lechosa).

Eyaculatoria: A lo largo de la relación íntima (o bien, de la masturbación), la próstata es una de las estructuras anatómicas que participan en la eyaculación. Es un mecanismo complejo efectuado en 2 fases: emisión y expulsión. Todo eso para lograr la salida del semen por medio de la uretra.

Protectora: ciertas substancias segregadas por la próstata tienen propiedades desinfectantes. Además de esto, la glándula es una barrera mecánica contra la entrada de patógenos externos. De ahí que las infecciones del tracto mingitorio son mucho menos usuales en los hombres que en las mujeres, aparte de tener una uretra más larga.

La glándula genera nutrientes como cinc, antígenos concretos, fibrinógeno, espermina, magnesio, enzimas como la transglutaminasa, fosfatasas ácidas, fibrinolisina, entre otros muchos.

Estructura del órgano

La próstata se compone de diferentes zonas. Las más esenciales son el estroma fibromuscular: que forma la cápsula de la próstata.

  • Zona periférica o bien marginal: esta es la mayoría de la próstata, que cubre normalmente el setenta y cinco por ciento de su superficie y donde se producen entre el setenta y el ochenta por ciento de los cánceres prostáticos.
  • Zona transicional: es la zona cercana al tejido glandular periuretral y el sitio donde se genera generalmente una de las nosologías más usuales, la hiperplasia.
  • Zona central: esta zona rodea los conductos eyaculatorios y es quien se encarga de más o menos el dos con cinco por ciento de los cánceres de próstata, que tienden a ser más violentos y más propensos a invadir las vesículas seminales.

Biopsia de próstata: lo que debes saber

¿Qué es?

La biopsia de próstata es un procedimiento que se realiza tomando una pequeña muestra de tejido de próstata para ser examinada en busca de signos de cáncer. Constituye la base para el diagnóstico del cáncer de próstata y debe realizarse cuando durante una evaluación urológica se detectan anomalías durante el tacto rectal o cuando los niveles de PSA están por encima de su valor normal.

La biopsia prostática es un procedimiento fundamental para diagnosticar el cáncer de próstata. En el 60% de los casos no se llegan a detectar neoplasias malignas, pero el paciente, usualmente, es sometido a un procedimiento invasivo que en algunos casos podría haberse evitado con la correcta revisión anual.

La elevada concentración de la enzima conocida como PSA (antigeno Prostático específico), medida mediante análisis de sangre, puede indicar enfermedades de la próstata. Del mismo modo, el examen de tacto rectal puede contribuir a la afirmación de un diagnóstico específico de tumor cuando se detecta una anormalidad en la próstata. Para confirmar el diagnóstico tras la presencia de cualquiera de estos cambios, puede estar indicada una biopsia de próstata.

El procedimiento es bastante invasivo, no obstante, no suele generar dolor, ya que se realiza con la presencia de una anestesia local. En otros casos, puede realizarse con una sedación sutil del paciente, que no tardará en recibir el alta médica.En las horas iniciales después del examen, algunas molestias son normales, por lo que sólo hay motivos de preocupación mayores en caso de persistencia de los síntomas.

Si tienes dudas al respecto, no dudes en ponerte en contacto lo antes posible con un médico especialista, ya que sin duda podrá ayudarte y responder cualquier cuestionamiento al respecto que tengas. Recuerda, no te automediques y sigue las instrucciones de los profesionales de la salud.

¿Cómo combatir el cáncer de próstata?

Cómo combatir el cáncer de próstata

A semejanza del cáncer de mama, que afecta a la enorme mayoría de las mujeres, el cáncer de próstata es prácticamente una exclusividad masculina.

Prácticamente por el hecho de que, como señalan ciertas investigaciones, las mujeres asimismo pueden desarrollar el órgano, que en estos casos recibe el nombre de glándula Skene o bien glándula parauretral. No obstante, la posibilidad es considerablemente mayor en los hombres, sobre todo tras los cincuenta años. El hecho de que sea un tumor de desarrollo lento y al comienzo no presente síntomas fortalece la relevancia de que el hombre consulte a un proctólogo a la más mínima manifestación, puesto que el mejor procedimiento para confirmar el estado de la próstata es el examen rectal.

La necesidad de este examen nos lleva a otro inconveniente, en tanto que la mayor parte de los hombres no se sienten dispuestos para efectuar ese examen. En este sentido, la participación y el apoyo de las mujeres pueden ser definitivos para el diagnóstico precoz del cáncer de próstata.

Esta guía se desarrolló con exactamente el mismo objetivo. Respaldar, instruir y alertar a la población a fin de que realice controles toda vez que se generen manifestaciones extrañas en el organismo sin aparente motivo.

Los primordiales síntomas del cáncer de próstata en etapas más avanzadas son: oscurecimiento de la orina-consecuencia de la presencia de rasgos sanguíneos; sensación de ardor al orinar; impotencia, esto es, complejidad para conseguir una erección; dolor a lo largo de la eyaculación; eyaculación de esperma con un tono oscuro; problemas para efectuar una micción completa — en estos casos, el paciente solo puede liberar pequeños volúmenes de orina, esporádicamente solo unas pocas gotas; impresión de que, aun tras la liberación de un sinnúmero de orina, la vejiga no se ha vaciado completamente; necesidad de mear en muchas ocasiones — hasta el punto de levantarse en ocasiones a lo largo de la noche.

Dependiendo del grado de evolución del tumor, el paciente puede probar dolor óseo y desarrollar procesos infecciosos. No obstante, comprenda que no siempre y en todo momento se trata de una situación maligna, puesto que muchas de estas manifestaciones asimismo están presentes en la hiperplasia benigna de la próstata.

La similitud del conjunto sintomático de las 2 enfermedades es un reto para los médicos en el momento de efectuar el diagnóstico.

Cómo confirmar el diagnóstico

Cómo combatir el cáncer de próstata

La orientación es simple: al cruzar la franja de edad de cincuenta años, todos y cada uno de los hombres deben empezar a efectuar exámenes regulares hasta el final de su vida. Ciertos de estos análisis son el PSA (análisis de sangre común) y el tacto rectal, que dejan confirmar el cáncer. El tacto rectal se hace con el propósito de contrastar la existencia de un nódulo en la próstata. En su caso, el paciente debe realizar: análisis de orina, biopsia guiada por ultrasonidos.

El cáncer de próstata presenta 4 etapas: Fase A-acá, el cáncer es inapreciable tanto en el aspecto visual como en el tato; Fase B-en esta fase, es ya posible visualizar el cáncer a través de exámenes de imagen, aparte de que el tumor se identifica a través de el tacto rectal; Fase C — En esa etapa, el cáncer ya ha alcanzado las vesículas seminales, ubicadas en una zona lindante a la próstata; Fase D — fase exageradamente peligrosa, cuando el tumor se extiende a otros órganos, como la vejiga y la uretra.

El noventa y cinco por ciento de los casos ocurren en el tejido glandular, lo que lleva por nombre adenocarcinoma. El 5 por ciento sobrante es de tipo neuroendocrino, que se produce en las pequeñas células de la próstata.

Este tumor maligno puede medrar de 3 maneras:crecimiento local: producido por el desarrollo del tumor y la invasión de la cápsula prostática. En esta clase, el tumor puede romperse y medrar, invadiendo los tejidos y los órganos periprostáticos.

Diseminación linfática: en estos casos, hay una clara relación entre el tamaño del tumor primitivo y la probabilidad de que afecte a los linfonodos.

Diseminación hematogénica: Esta diseminación se efectúa por medio de los vasos sanguíneos, preferentemente cara el hueso. Como sanar el cáncer que se descubrió a tiempo, el cáncer de próstata muestra buenas tasas de sanación. Para esto se emplean los próximos enfoques terapéuticos:cirugía-el procedimiento quirúrgico tiene por objeto suprimir la próstata.

Radioterapia – este recurso se adopta cuando no ha habido metástasis del tumor. A veces, asimismo se emplea radioterapia cuando la extensión de las células cancerosas prosigue siendo baja;quimioterapia — los fármacos quimioterápicos pueden administrarse por vía venosa o bien oral. La mayoría de los tratamientos pueden tener consecuencias indeseables para los pacientes,como: infertilidad; disfunción eréctil; disfunciones intestinales; linfedema;fatiga;infecciones;resfriado intestinal; pérdida pilífero.

La lista de efectos secundarios no acaba acá, en tanto que el paciente puede probar otras reacciones desapacibles. No obstante, la única opción esencial es la preferencia por la vida. Puesto que, sin el tratamiento conveniente, el individuo va a estar expuesto a un alto peligro de muerte, singularmente cuando el tumor ya ha desarrollado la metástasis. En semejantes circunstancias, los tratamientos en la mayor parte de los casos solo pueden atenuar los efectos del avance de la enfermedad.

Causas del cáncer de próstata

Como sucede con el resto de variaciones de displasia maligna, no hay una sola causa de cara al desarrollo de la enfermedad. Entre ciertos factores de peligro relacionados con el inconveniente cabe destacar: herencia de mutaciones genéticas; dieta muy concentrada en grasas;exposición a entornos dañinos, como los lugares de alta contaminación; presencia de dosis excesivas de agrotóxicos en los comestibles.

Todos estos factores son responsables de provocar mutaciones genéticas en las células. Son estos cambios los que ocasionan la enfermedad, en tanto que hacen que las células se multipliquen de forma incontrolada.

Deja un comentario