Dislalia infantil. ¿Qué es? ¿Cómo tratarla?

¿Qué es la dislalia?

La dislalia es la dificultad en la articulación de los fonemas de algunas palabras, la cual se trata de un trastorno del aprendizaje que precisa tratamiento temprano con objeto de que pueda ser corregido de forma temprana.

Es importante mencionar que la dislalia no significa que haya ningún problema en el sistema nervioso ni en figuras anatómicas que puedan dificultar la articulación de estos fonemas.

En lo que respecta a este trastorno, podemos encontrar dos principales tipos de dislalias, como son la dislalia fonética, la cual suele corresponder con cierta dificultad en la coordinación motriz, desencadenando ceceos, seseos, rotacismos, sigmatismos, nasalizaciones, distorsiones o sonorizaciones de consonantes sordas; o la dislalia fonológica, caracterizada por la dificultad de discriminación auditiva y análisis temporal de fonemas introsecuenciales, desencadenando en este caso en problemas de anticipación en el que se añade un sonido posterior en un sonido previo a este, en la duplicación de fonemas, en la alteración del orden de sílabas o de fonemas.

Cabe destacar, que para hablar de dislalia, deberemos esperar a la edad de 5 años, puesto que hasta esta edad, el habla se está desarrollando y son errores comunes.

Qué es la dislalia infantil

☝️ ¿Por qué se produce?

Sufrir este trastorno no es algo que tenga que ver con algún problema psicológico o intelectual. Quienes lo sufren son tan capaces como cualquier otra persona, pero sí que hay algunos factores que pueden favorecer a la aparición de la dislalia en los niños y coincide que los niños que la sufren suelen ser tímidos, estar sobreestimulados, ser agresivos o crecer en un ambiente familiar poco afectivo.

👍 Cómo tratar la dislalias

Si se lleva a cabo un pronóstico temprano por un logopeda, el habla puede mejorar adecuadamente con una terapia basada en el tipo de dislalia y su causa tratándose con juegos que se le plantean al niño para que sea más fácil para él, aunque se precisa la ayuda de los padres para conseguir tratarlo de forma efectiva.

👅 El rotacismo: La variante de dislalia más común

El rotacismo consiste en la dificultad a la hora de articular el sonido efectuado por la letra “r”, convirtiéndola en el sonido de una letra “g”.

Como ya hemos visto, el habla se va desarrollando hasta los 5 años, por lo que no hay que preocuparse si esto se produce en una edad más temprana. Además, el sonido de esta letra es de los más difíciles y complejos de articular en el castellano. Pasados los 5 o 6 años sí que se debería consultar con un logopeda que pueda encontrar la causa de dicha dificultad.

Realmente, el principal problema de la dislalia en general no es otra que el malestar que puede causar en la persona que lo sufre cuando sabe que no articula ciertos fonemas como debería y esto llegue a repercutir en un problema de falta de autoestima.

Las principales causas del rotacismo debemos buscarlas en un origen físico o a nivel funcional. Así, si nos centramos en el área física, el rotacismo puede ser provocado por un frenillo lingual corto que impida elevar la lengua correctamente, por un paladar ojival que no permita apoyar de forma correcta la lengua en el sonido de la “r” o por la falta de control en los órganos orobucofonatorios, consistentes en los músculos de la lengua y de los labios. En cambio, puede ser provocado por no conseguir colocar la lengua correctamente en el fonema y se coloque adelantada, de forma que no permita la vibración de la lengua, o también por falta de coordinación en el soplo de aire.

Deja un comentario