Cómo ser más inteligente

La inteligencia es la capacidad mental que implica la posibilidad de planificar, razonar, comprender ideas complejas, adquirir conocimientos de la experiencia y de temas generales de una manera óptima.

Esta habilidad está orientada a la posibilidad de absorber el entorno y transformarlo en conocimientos útiles que puedan favorecer el desempeño de nuestras actividades tanto a corto como mediano y largo plazo. Basados en el interés de mostrar las formas prácticas de incrementar esta cualidad, procederemos a proporcionar en este artículo la información necesaria.

¿Cómo aumentar la inteligencia?

Dedica 10 minutos para sumergirte en un proceso de reflexión. Usa este período de tiempo para determinar qué deseas hacer, qué te gusta del mundo, cuáles son tus intereses y aversiones, además de analizar las maneras en que actuaste en tu pasado, procurando obtener lecciones. Las preguntas concretas ayudarán a liberar tu creatividad. Lo ideal es que tus preguntas sean cada vez más complejas para que, en el proceso de resolución, permita incrementar tu capacidad de análisis.

Permite que una actividad de ejerza influencia significativa en ti, al punto de que puedas centrarte en su totalidad. En el momento que decides dejarte absorber por una actividad, podrás perfeccionar la capacidad del cerebro de interiorizar la información.

Leer un libro es la forma de entrenamiento para tu cerebro más adecuada. La lectura te exige construir imágenes mentales a medida que te desenvuelves en tu tarea.

Invariablemente de qué leas, por defecto, la actividad te hará más inteligente. A través de la lectura podrás reducir el estrés e incrementar tu capacidad de fluidez, emocional y cognitiva.

La yuxtaposición de cocimientos –adquiridos en la lectura- te permitirá detectar patrones e interpretar adecuadamente sentimientos de terceros. Dentro de tu trabajo podrás desempeñarte en el esquema de actividades gerenciales de una forma más óptima.

Aprender programación te ayudará a pensar con patrones y lógicamente. A través de plataformas como Udemy o CodeAcademy puedes desarrollar conocimientos en esta área.

Realiza ejercicios durante el día. La mente y el cuerpo están relacionados. Al desarrollar hábitos saludables dentro del entorno físico lograrás que tu mente funcione con mayor eficiencia.

Por supuesto, ejercitarte de vez en cuanto no logrará cumplir con lo requerido. La única forma de que el ejercicio tenga incidencia en tu mente es a través de la práctica diaria. Esto permitirá que tus células se llenen de BNDF, una proteína que contribuirá con el desarrollo de las facultades cognitivas.

Diferentes inteligencias y forma de desarrollarlas

La inteligencia se divide en naturalista, intrapersonal, interpersonal, musical, cinética, matemática, verbal y espacial. Un individuo puede poseer de alguna(s) y carecer de otra(s). Sin embargo, la neurociencia ha demostrado un precepto denominado ‘neuro-plasticidad’, ésta es la capacidad del cerebro de generar conexiones neuronales que facilitarán el desempeño y eficacia de las regiones cerebrales, asociado a tipos de inteligencia, donde se han centrado los esfuerzos.

Esto supone que cualquier persona puede desarrollar la inteligencia que más le favorezca mediante la ejercitación de actividades relacionadas a la misma. A través de los indicativos realizados en líneas superiores podrás no solo trabajar cualquiera de las inteligencias en términos generales, sino que maximizarás tu capacidad de adquisición de habilidades independientes a cada una.

Deja un comentario